HEPABIOTIC

QPlus

La Silimarina tiene acción antibiótica hepática y propiedades antiinflamatorias, que evitan el daño progresivo en pacientes cirróticos.
La Coenzima Q10 es un antioxidante bloqueador de la formación de radicales libres, producidas por las células de Kupffer, causantes de oxidación mitocondrial hepática.

Además, la coenzima Q10 es fuente productora de ATP a nivel mitocondrial, energía adicional que aumenta el poder mitogénico de los hepatocitos, incrementando significativamente el número de células funcionales hepáticas.
Las vitaminas del complejo B, actúan como fuente de desintoxicación hepática.

La B1 es fundamental para el proceso de transformación de azúcares, la B2 transforma a los alimentos en energía, ya que favorece la absorción de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. La Vit. B6 es la responsable del crecimiento, conservación y reproducción de todas las células del organismo. La nicotinamida tienen un papel esencial en el metabolismo energético de la célula y de la reparación de ADN.

La Vit. B12 desempeña un papel muy importante en el crecimiento, contribuye al normal desar- rollo del sistema nervioso y el Pantotenato de calcio se considera esencial para el metabolismo y la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas.

Coadyuvante en el tratamiento de las enfermedades crónicas del hígado, cirrosis y hepatitis. Hepatopatías por excesos de alimentos grasos, alcohol o medicamentos.

Prevención: 1 a 2 cápsulas diarias. Dosis de tratamiento: 1 cápsula, 3 veces al día, durante 1 a 3 meses.

Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes. A dosis terapéuticas no hay constancia de contraindicación alguna.

Se debe tomar después de las comidas y como tratamiento de mantenimiento, una diaria.

– Cirrosis hepática alcohólica
– Hepatitis aguda tipo A, sin coma hepático
– Hepatitis aguda tipo B, sin agente delta y sin copa hepático – Congestión pasiva crónica del hígado

Mantener fuera del alcance de los niños.

Conservar a temperatura no mayor a 30°C. Almacenamiento en lugar seco.